Un poco de historia

Ahora regresemos a 1988. La juventud inglesa vivía un segundo verano del amor, el grupo Bros o Kilye Minogue rivalizaban en las listas de éxitos y en la cartelera destacaban los estrenos de Rain Man o ¿Quién engañó a Roger Rabbit? Mientras tanto, un pequeño adosado en Luton, abría sus puertas como oficina central de Inspección de la Calidad (NICQA), con sólo cuatro trabajadores y una sola normativa de certificación: BS 5750:1987 (Calidad en servicios eléctricos). Éste es el punto de partida de NQA.

No tardó en crecer y en los primeros meses de 1991 ya contaba con nueve empleados, lo que les obligó a mudarse a nuevas instalaciones en Caddington. Más tarde, se abrió una delegación en Ballymena, Irlanda del Norte, y ya en 1992 se instalarían las primeras oficinas en EEUU, Turquía y Chipre. Hacia 1997 NQA ya trabajaba con algunas de las multinacionales más destacadas como 3M, JC Decaux o Jacuzzi, emitiendo alrededor de 9,000 certificaciones en más de diez países. En su 10º Aniversario ya era la segunda certificadora más importante de Reino Unido y contaba con más de 60 asesores.

Previendo su potencial económico, durante 1999 abrió una oficina en China y comenzaría el nuevo milenio trasladándose a la que hoy continúa siendo su Sede Central, Warwick (Bedfordshire). Su crecimiento era imparable y así lo demostraban clientes de la talla de Boeing, Unilever, Veolia o British American Tobacco. En 2004 se abren oficinas en Japón, Grecia, España, Vietnam y Malasia y para 2005 ya son más de 16,000 certificados en 50 países.

La experiencia, el compromiso, el trato humano y la consecución de los objetivos planificados han llevado a NQA a situarse a la cabeza de las certificadoras a nivel internacional, incrementando su cartera de clientes con multinacionales tan prestigiosas e importantes como BMW, Kellogg´s, BBC, Toyota, Coca-Cola o Burger King. Por segundo año consecutivo, en 2013, coincidiendo con su 25º aniversario, NQA ha conseguido, según The Sunday Times, la distinción como una de las 100 mejores empresas del mundo.

Leave a Comment